modificacion de medidas

La modificación de medidas provisionales y definitivas tras el divorcio o separación

La modificación de medidas es el proceso judicial que permite sustituir, suspender o extinguir las normas que regulan la separación o el divorcio. Ya hemos explicado en artículos sobre la pensión de alimentos, la pensión compensatoria o el régimen de custodia y visitas que es importante acudir a este proceso cuando no se puedan cumplir las medidas acordadas.

Estas se contienen en el convenio regulador o en la sentencia de separación o divorcio, y en caso de incumplirse pueden llegar a generar responsabilidad penal. Por eso hemos considerado oportuno explicar en qué consiste el proceso de modificación de medidas, haciendo mención tanto a las medidas provisionales como a las definitivas.

Contacta ya con tu abogado matrimonial

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



En qué consiste la modificación de medidas

Como decimos, el convenio regulador o la sentencia de separación o divorcio son los documentos que determinan los efectos jurídicos de la ruptura. Estos documentos incluyen un contenido de elevada relevancia, regulado en el artículo 90 del Código Civil:

  • Medidas relativas a la tutela, guarda, custodia y régimen de comunicación y estancia de los menores con sus progenitores y otros familiares.
  • Atribución de uso de la vivienda y el ajuar familiar.
  • Contribución a las cargas del matrimonio.
  • Pensiones alimenticias e indemnización y pensión compensatoria.
  • Liquidación del régimen económico-matrimonial.

Estas medidas son de obligado cumplimiento. Incluso en el caso de un divorcio de mutuo acuerdo, una vez aprobado el convenio regulador no se podrá modificar unilateralmente su contenido.

A su vez, el incumplimiento de las medidas determina un grave régimen de responsabilidades:

  1. Por un lado está la responsabilidad civil. El convenio (desde su aprobación) o la sentencia son documentos ejecutivos, lo que quiere decir que el impago de pensiones podrá ser demandado por la vía civil, lo que puede conducir al embargo de bienes del deudor.
  2. Por otro lado está la responsabilidad penal. La falta de abono de pensiones está regulada entre los delitos de abandono de familia (concretamente, en el artículo 227 del Código Penal), lo que puede implicar penas de multa o cárcel.
diferencias entre separación y divorcio
¿Conoces las diferencias entre la separación y el divorcio? Te las explicamos en nuestra entrada

Qué son las medidas provisionales

Pero el primer paso para entender cómo funcionan las medidas es diferenciar entre:

  • Las medidas provisionales. Son las que fija el Juez durante un procedimiento de separación o divorcio, para que rijan la ruptura mientras se tramita el proceso. Por tanto, terminarán previsiblemente al dictarse sentencia, sin perjuicio de que esta termine convalidándolas.
    Sirven, por ejemplo, para decidir con quién van a convivir los hijos durante la celebración del juicio, o quién está encargado de cargar con qué gastos. Recordemos que, como señalábamos en nuestro artículo sobre cuánto cuesta el divorcio, uno de estos procesos puede extenderse durante más de un año cuando se tramita por la vía contenciosa.
  • Por su parte, las medidas definitivas son las que se fijan en la sentencia. En los casos de divorcio express son las únicas que existen, ya que el mutuo acuerdo hace innecesario acudir a unas medidas provisionales.

Empecemos, por tanto, por las medidas provisionales.

La modificación de medidas provisionales

Las medidas provisionales se regulan en el artículo 775 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Este determina que son las que pueden solicitarse en el momento de presentar la demanda de divorcio, e incluso en un momento previo. También podrán solicitarse en la contestación de la demanda.

Cuando haya menores o incapacitados se adoptarán previa audiencia del Ministerio Fiscal.

En principio, las medidas provisionales decaen:

  • Cuando se dicte sentencia, caso en el cual serán sustituidas por las medidas definitivas, determinadas en la sentencia.
  • O cuando termine el proceso de otro modo, como ocurre en el caso de reconciliación.

Su finalidad, por tanto, no es regir la ruptura, sino cubrir las necesidades inmediatas que emanan de la tramitación del procedimiento. Por tanto, se trata sobre todo de medidas de protección del interés del menor y del patrimonio de los cónyuges.

Esto implica que, en principio, las medidas provisionales solo pueden modificarse cuando se adoptaron antes de la presentación de la demanda, sea mediante solicitud en el escrito de interposición de la demanda o en el de oposición.

El divorcio express
El divorcio express es la forma más rápida y económica de disolver un matrimonio. ¿Quieres saber cómo funciona?

Qué son y cómo modificar las medidas definitivas

Ya hemos visto que las medidas definitivas son las que se fijan en la sentencia o convenio con vocación de permanencia.

Cuando el divorcio y la modificación son de mutuo acuerdo bastará con presentar un nuevo convenio regulador. El proceso es muy similar al que se tramitó a la hora de gestionar la disolución matrimonial, ya que su objetivo es es el mismo: homologar el nuevo convenio.

Sin embargo, cuando la modificación no es de mutuo acuerdo se deberá acudir a un proceso contencioso. Como ocurre con los divorcios y separaciones contenciosos, estos procedimientos resultarán más complejos y costos, tanto en un sentido económico como temporal.

La modificación de medidas definitivas

Mediante la demanda de modificación de medidas se intenta sustituir, suspender o extinguir las medidas definitivas. Esta es la vía por la cual se puede terminar con una pensión compensatoria o alimenticia, recuperar la atribución de uso de la vivienda o solicitar un cambio en la custodia de los hijos comunes.

Como indica su nombre, al vocación de las medidas definitivas es ser permanentes. Por eso, para instar su modificación habrá que demostrar que concurren ciertos requisitos:

  1. Que han cambiado las circunstancias que se tuvieron en cuenta a la hora de fijar las medidas.
  2. Además, que tal cambio es sustancial.
  3. Que la alteración presenta signos de permanencia.

Es decir, la modificación de medidas no tiene garantías de éxito cuando se basa en situaciones transitorias, poco trascendentes o en hechos que ya se tuvieron en cuenta al fijarlas.

Para demostrar que concurren las circunstancias que permiten instar una modificación de medidas necesitarás la asistencia de un abogado de familia con experiencia en este tipo de asuntos. A través del formulario que incluimos a continuación puedes solicitar el presupuesto de dos abogados, que te explicarán cuánto cuesta la modificación de medidas y analizarán la viabilidad de realizar los cambios que quieres hacer.

Contacta ya con tu abogado matrimonial

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: