diferencias entre separación y divorcio

Diferencias entre separación y divorcio

Si atraviesas una crisis matrimonial deberías conocer las diferencias entre separación y divorcio. Ambas figuras rompen algunos de los deberes conyugales como la convivencia. Sin embargo, solo el divorcio puede romper el vínculo matrimonial.

Hemos preparado este artículo para explicar con detenimiento cuáles son las diferencias entre ambas figuras. De este modo podrás tomar la decisión más adecuada ante tu situación.

Contacta ya con tu abogado matrimonial

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad:



Principales diferencias entre la separación y el divorcio

Siguiendo la redacción de nuestro Código Civil, podemos determinar que la principal diferencia entre la separación y el divorcio es que este disuelve el matrimonio pero aquella no.

Esto significa, por ejemplo, que los cónyuges divorciados podéis contraer un nuevo matrimonio, pero los separados no. Además, respecto al régimen económico matrimonial, este queda disuelto en el momento del divorcio. Sin embargo, si los cónyuges os separáis solo se producirá la separación de bienes.

Pero, al margen de las diferencias jurídicas entre la separación y el divorcio, el verdadero punto de inflexión es el futuro de la relación. Para que la separación deje de producir efectos bastará con reconciliaros.

Por su parte, el divorcio extingue de forma definitiva el vínculo matrimonial, de modo que la reconciliación solo puede interrumpir el proceso. Una vez concluido este, el único modo de revertir sus efectos será casaros de nuevo.

En resumen, la separación suele plantearse como un paso previo al divorcio. Permite a los cónyuges tomar aire y darse una nueva oportunidad. El divorcio, sin embargo, suele ser definitivo.

la separación en parejas de hecho
¿Sabes cómo funciona la separación en las parejas de hecho?

Algunos elementos comunes a la separación y el divorcio

Pese a sus diferencias, la separación y el divorcio tienen ciertos efectos comunes. Por ejemplo, los efectos de ambas deberán ser fijados mediante sentencia o convenio regulador. Estos efectos pueden afectar:

  • Al régimen económico del matrimonio. De hecho, deberá determinarse el destino de la comunidad de bienes (de haberla), así como la atribución de aquellos que sigan siendo comunes. Recuerda que, en caso de no incluirse una propuesta sobre la atribución de la vivienda y ajuar familiar, su uso se concederá a los hijos y el cónyuge custodio, conforme al artículo 96 Código Civil. También deberá determinarse cómo se va a contribuir a las cargas comunes.
  • A la custodia de los hijos comunes. Estas medidas incluyen los derechos de visitas, comunicaciones y estancias. No olvides que, conforme al artículo 92 Código Civil, la forma de solicitar una custodia compartida con mayores probabilidades de éxito es pedirla en la propuesta de convenio o durante el proceso de separación o divorcio. Además, en los casos más extremos podrían llegar a afectar a la patria potestad de los progenitores.
  • Por último, la sentencia o convenio regulador podrían determinar el nacimiento de pensiones alimenticias o compensatorias. Las primeras son las que deben abonarse en favor de los hijos, para su crianza y educación. Y las segundas son las que se establecen en favor del cónyuge perjudicado por la separación o el divorcio.

Otro de los elementos comunes entre la separación y el divorcio es que el proceso puede interrumpirse o dejarse sin efectos cuando medie reconciliación. Para ello deberá constar en escritura pública o producirse ante el juez que conozca el proceso.

Además, tanto la separación como el divorcio excluyen al (ex) cónyuge viudo de los derechos de sucesión intestada.

Por último, ambos procesos disponen de dos vías de tramitación:

  • Puede producirse la separación o divorcio de mutuo acuerdo (proceso conocido como divorcio express). En este caso el proceso será más rápido y económico, y ofrecerá un mayor control a los cónyuges.
  • Pero, a falta de acuerdo, podrá acudirse a la resolución judicial. En este caso los efectos de la ruptura serán los determinados por la sentencia que resuelva el asunto. Esto implica un proceso más largo y costoso, así como un resultado menos previsible.

En definitiva, optes por la solución por la que optes, debes saber que ambas van a tener efectos sobre el régimen de custodia y cuidado de los hijos, así como sobre el régimen económico del matrimonio.

Qué es el divorcio

El divorcio es, fuera de la muerte o la declaración de fallecimiento, el único modo de disolver el matrimonio. Como ya se ha indicado, es la medida definitiva tras una crisis matrimonial.

Desde la aprobación del divorcio express el proceso de divorcio se ha agilizado considerablemente. Así, en la actualidad puedes divorciarte en cuestión de días ante notario (divorcio notarial), lo que implica una importante reducción de costes. También puedes hacerlo de mutuo acuerdo frente a los tribunales (lo cual es obligatorio en los divorcios con hijos).

En el peor de los casos tendrás que acudir al divorcio contencioso, que es aquel en que los cónyuges no llegan a un acuerdo. Para ello tendrás que presentar demanda de divorcio, así que será interesante que cuentes con la asistencia de un abogado especializado en este tipo de asuntos.

Qué es la separación

La separación supone la ruptura de la convivencia de los cónyuges. Como ya se ha explicado, durante la separación seguirá vigente el vínculo matrimonial. Esto implica que los cónyuges mantendrán entre sí la mayoría de los derechos y obligaciones que adquirieron al contraer nupcias.

Además, una vez se producen los efectos de la separación, uno de los cónyuges no podrá vincular los bienes del otro al ejercicio de la potestad doméstica. De hecho nada impide a la pareja disolver y liquidar la sociedad de gananciales, en caso de haberla.

Cabe señalar que, del mismo modo que ocurre en el caso del divorcio:

  • Los efectos de la separación se determinarán en la correspondiente sentencia o en el convenio regulador.
  • La reconciliación puede dejar sin efectos la separación. Esta deberá producirse en sede judicial o, cuando la separación fuera de mutuo acuerdo, formalizarse en escritura pública.
Separación con hijos
¿Qué debes tener en cuenta en un proceso de separación con hijos?

Conclusión: cuál es la mejor opción para ti

Ahora que conoces las diferencias entre separación y divorcio podrás elegir el mejor modo de responder a tu crisis matrimonial.

En general, se debería acudir a la separación cuando se considere que la relación puede sanarse y retomarse más tarde. Sin embargo, el divorcio es la mejor opción cuando se pretende extinguir la relación permanentemente.

Sea cual sea tu opción, es recomendable que acudas al procedimiento de mutuo acuerdo. Hace un tiempo te contábamos cuánto cuesta un divorcio express, en comparación con el coste de un divorcio contencioso. Revisando nuestros artículos comprobaras que la vía de mutuo acuerdo es más rápida y económica y despliega efectos más favorables.

Si necesitaras la asistencia de un abogado de familia te recomendamos utilizar nuestro formulario. Te pondremos en contacto de forma gratuita y sin compromiso con varios especialistas que presten sus servicios cerca de ti.

Contacta ya con tu abogado matrimonial

Rellena el cuestionario para que te ayudemos a encontrar a tu especialista en menos de 24 horas, de forma gratuita y sin compromiso. Solo compartiremos tus datos con nuestros abogados colaboradores (todos los campos son obligatorios).




Prioridad: